Las Alhajas del Santo: San Francisco de Asís Quibdó-Chocó

Share Button
Las alhajas de San Francisco de Asís son las contraprestaciones que le hacen
los devotos por los favores alcanzados con la intersección del santo.
Encontramos entre ellas alhajas grandes y pequeñas que se llaman:
exvotos ej: manitos, pies, corazones pequeños, los cuales son respuestas a favores
concedidos en salud. Las grandes, por lo general cadenas, manillas y otras, son obsequios de mineros.
Fueron los mineros los primeros que ofrendaron a San Francisco, por los hallazgos de
minas de oro; entre ellos está el señor Rudecindo Moreno en 1943.
Sobre los ojos de San Francisco cuenta la tradición oral que son de un animal llamado:
NUTRIA. Versión sin confirmar, los pies no tienen nada especial. Algunas imágenes
los presentan desnudos pisando el mundo, otros con las sandalias
Ana Gilma Ayala Santos

 

Share Button