Indígenas del Chocó se gradúan como Gestores en Salud gracias a la CIB, la UPB y Piraguas

Share Button
indigenas-0
.

Sábado, Agosto 12, 2017 – 08:07

La Corporación para Investigaciones Biológicas – CIB y la Universidad Pontificia Bolivariana, ofrecieron la quinta cohorte de la Diplomatura en Formación en Hábitos Saludables a 54 integrantes de diferentes comunidades indígenas de Nuquí en el Chocó.

La ceremonia de graduación y entrega de certificados se realizó en la comunidad El Yucal, a la orilla del Río Panguí, ubicada a unas tres horas del casco urbano, lugar donde no habían llegado proyectos de este tipo que benefician directamente a los habitantes de 11 asentamientos indígenas de la zona, donde la atención médica solo se realiza a través de los Jaibaná o médicos tradicionales indígenas.

Gracias a la diplomatura, asentamientos como El Yucal, Jagua, Tandó, Guadual, El Chorro, Chocalito, entre otros ubicados sobre el Río Panguí, cuentan ahora con gestores de salud certificados, quienes recibieron formación en primeros auxilios, prevención de enfermedades, microscopía, entre otros conocimientos.

Adicionalmente, se adelantó una brigada de salud, liderada por el profesor José Mauricio Hernández Sarmiento, investigador de la Unidad de Bacteriología de la Corporación para Investigaciones Biológicas –CIB y docente de la UPB, quien junto a estudiantes de últimos semestres de la Facultad de Medicina, atendieron a las personas de El Yucal.

“Es muy importante que entidades como la CIB y la UPB adelanten iniciativas de proyección social, pero sobre todo que involucren a sus docentes e investigadores en vivir esta experiencia, en compartir el conocimiento que tienen con estas comunidades; eso es realmente contribuir al desarrollo del país y una cosa muy importante, contribuir a la paz, porque estas comunidades han estado marginadas durante muchos años, ni el Estado ni las instituciones han sido capaces de venir a estas comunidades”, comentó el profesor José Mauricio Hernández.

“Esta diplomatura me ha parecido muy importante y muy bueno porque he adquirido conocimientos que no tenía. Aprendí a manejar los medicamentos, cómo curar una herida, cómo atender un paciente, qué es una emergencia, entre muchas otras cosas. Muchas veces nosotros no tenemos la oportunidad de llegar a la ciudad para adquirir estos conocimientos en salud, al traerlo a hasta aquí nos beneficiamos quienes estudiamos y le sirve a toda la comunidad”, comentó Norancel Quiro Cabrera, habitante de El Yucal y estudiante de la diplomatura.

Por su parte, para Francisco Javier Quiro Conde, del Cabildo Mayor de El Yucal, Bocas de Guadual y Tandó, “estas iniciativas son muy importantes porque en este territorio hemos sido bastante olvidados en el tema de salud, no tenemos una visita médica ni nada y la verdad es que nos han afectado muchas enfermedades como la gripa, la diarrea, por eso para nosotros es bastante importante. Hoy cuando nos dan la capacitación en salud nos sentimos contentos porque sabemos que con las personas que se capacitaron el índice de enfermedades va a disminuir. Nos preocupa que haya habido mucha mortalidad porque no tenemos acceso a servicio médico por parte del municipio de Nuquí”.

Esta formación estuvo centrada en comunidades vulnerables y ha sido realizada en años anteriores en Bojayá, Riosucio, Quibdó, Bahía Solano y espera realizarse una sexta cohorte en el barrio Mocarí, de Montería, sector habitado por familias desplazadas con precario acceso a los servicios de salud.

“Piraguas” medicinales para indígenas del Chocó

Las comunidades indígenas del Chocó padecen, como gran parte de los colombianos, dificultades de acceso a salud oportuna y de calidad. A esta problemática generalizada en Colombia se le suma que estos grupos indígenas poco saben del manejo de residuos, están expuestos a enfermedades infecciosas, picaduras de animales, cambios drásticos del clima, conflicto armado y, sobre todo, largas distancias que deben recorrer en caso de requerir atención médica urgente.

Las condiciones de salubridad en las que viven las comunidades indígenas del Chocó son de alto riesgo si se evalúan desde el punto de vista médico. El intercambio comercial y la ausencia del Estado en materia de atención en salud, de seguridad y de facilidades de acceso, incrementan las posibilidades de muertes por enfermedades infecciosas. Con una adecuada orientación sobre el manejo de alimentos, de manera especial sobre el agua, estas muertes se pueden evitar.

Ante estas problemáticas, la Corporación para Investigaciones Bilógicas –CIB–, junto con la Universidad Pontificia Bolivariana, a través de su Facultad de Medicina y el grupo “Piraguas”, decidió emprender un proyecto de intervención social con esencia médica, formativa y culturalmente responsable, que respete las tradiciones ancestrales de las comunidades indígenas, pero también que evidencie la importancia de la ciencia médica para la prevención de enfermedades.

En el marco de la celebración del Día Internacional de los Pueblos Indígenas es importante reconocer a las entidades que trabajan por llevar bienestar y salud a estas poblaciones, que en gran medida no cuentan con acceso a la atención básica, por eso la Corporación para Investigaciones Biológicas-CIB y la Universidad Pontificia Bolivariana y su colectivo Piraguas,  el Laboratorio Médico Echavarría, la Fundación Alberto Echavarría Restrepo, la Organización Indígena de Antioquia-OIA-, la Asociación de los pueblos indígenas Embera, Waounan Tule y Katíos del Chocó (ASOREWA), la IPS Indígena Erchichi Jai, adelantan proyectos que las benefician, como la posibilidad de tener centros médicos especializados que cuenten con un diálogo de saberes entre el conocimiento ancestral y la medicina moderna.

fuente: http://hsbnoticias.com/noticias/nacional/indigenas-del-choco-se-graduan-como-gestores-en-salud-gracia-334968

 

Share Button